Walter Formento analiza el tratado Unión Europea – Mercosur
julio 5, 2019
Capitalismo de Inteligencia Artificial vs. Nueva Formación Social poscapitalista
julio 15, 2019

Trump veta a Huawei y activa la guerra tecnológica con China

Por Walter Formento y Wim Dierckxsens

El presidente Donald Trump juega fuerte contra Huawey para que China no tome la delantera en las tecnologías de la inteligencia artificial –IA- como el 5g. Le cierra el mercado de telecomunicaciones de EEUU y para frenar su expansión hacia Europa, le corta el acceso a insumos clave.

La guerra comercial y la guerra de monedas en las que aparece también confrontando Trump con Xi Jimping apuntan a las transnacionales globales radicadas en Hong Kong y Shanghái.

Por ello EEUU lanzó un duro ataque contra el gigante chino de telecomunicaciones Huawei, que apunta al control de patentes tecnológicas en el Área IA y al control de la primacía en innovación tecnológica de telecomunicaciones especialmente. Este hecho se produce en el justo momento cuando Huawey-China aventaja en tecnologías 5G a EEUU y realizó los acuerdos estratégicos con la Unión Europea, Alemania, Francia e Italia.
Este ataque defensivo de Trump, por razones de "seguridad nacional", decreto que prohíbe a las redes de telefonía de Estados Unidos proveerse (dejar entrar a) con equipos de empresas extranjeras capaces de espiar al país, lo que apunta directamente a Huawey, la única con la capacidad de imponerse en el mercado norteamericano. Reconociendo de facto que, quién domina la IA domina la capacidad de espiar a los otros.

Capacidad que estuvo bajo dominio de EEUU desde 1991 hasta hoy, abril de 2019. EEUU sabe muy bien que terreno pisa y no duda en dar batalla para continuar monopolizando este territorio que hace al poder: de tener toda la información que los individuos producen con tecnologías de comunicación, y sus aplicaciones de redes sociales (Facebook-Google-Whatsapp, Instagram, Twitter, etc).

Google suspendió negocios con Huawei, EEUU salió a proteger su mercado interno.

Google suspendió los negocios con Huawei que requieran la transferencia de productos de hardware y software, excepto los cubiertos por licencias de código abierto,

Huawei Technologies Co Ltd perderá acceso inmediato a las actualizaciones del sistema operativo Android. Pero aún tendrá acceso a la versión de Android disponible a través de licencias de código abierto.

ITrump prohibió que empresas estadounidenses usen equipos de telecomunicaciones de China vistas como riesgosas para la seguridad nacional, que están creando y explotando cada vez más las vulnerabilidades de la infraestructura y los servicios de tecnología de la información y las comunicaciones en Estados Unidos.

La seguridad Nacional apunta contra los "actos maliciosos favorecidos por internet, incluido el espionaje económico e industrial en detrimento de Estados Unidos y su población".

Y la ventaja estrategia que significa esto para quién domina estas en la disputa para producir visiones estratégica, subjetividades, sentido, emociones, es decir, los nuevos modos de hegemonía artificial, subordinando lo que antes era hegemonía político-cultural..

Pence incluso llego a considerar una opción de mínima: conseguir que el títere-presidente "encargado" Guaidó se asegurara el control de una parte del territorio de Venezuela. Pero se descartó porque ya Estados Unidos viene de sufrir las graves consecuencias de implementar ese tipo de estrategias de fragmentación territorial en Siria y Libia.

La nuevas tecnologías de la comunicación son verdaderas cárceles de individuos, presos entre los emocional que lo reduce y lo cognitivo político-social que lo libera al permitirle cooperar con otros, porque puede acordar y coincidir con el otro.

Por si quedaban dudas del objetivo: el senador republicano Tom Cotton afirmó que "las compañías de telecomunicaciones chinas como Huawei sirven efectivamente como un brazo de inteligencia del Partido Comunista Chino".

Sucede que el Huawey es la principal carta de Pekin-Beijing para dominar el mercado de telecomunicaciones a nivel mundial, con el poder que eso significa. De hecho, ya superó a Apple en ventas de smartphones -quedando a tiro de Samsung- y es el líder global indiscutible en 5G, la nueva red que representará semejante salto tecnológico con alto impacto civil y militar.

No sólo multiplicará la velocidad en el transporte de datos, sino que tendrá implicaciones sustanciales en lo referido a gestión de infraestructuras, hospitales, puertos, transportes e inteligencia artificial.

Por ello, la ofensiva de Trump tiene por objetivo parar la expansión mundial de Huawei que se ubica como la favorita de la mayoría de los gobiernos de todos los continentes para desarrollar la 5G, siendo Europa donde está ya avanzo y a partir de lo cual Trump prendió todas las alarmas.

Para ello Trump incluyó a la compañía china en la "lista negra" del Departamento de Comercio que impedirá su acceso a piezas y componentes de empresas norteamericanas, de los cuales Huawei es completamente dependiente. Esto complementa el veto para que no pueda vender en el mercado estadounidense, proteccionismo estratégico de mercado interno desde una posición de nacionalismo oligárquico.

Xi Jinping entiende perfectamente que lo que Trump pretende imponer es un “régimen de propiedad intelectual” que solo significa claramente que Beijing acepte subordinarse a EEUU y abandone la primacía que ya ha logrado.

Un logro que se basa en que las tecnologías de la IA dependen de la masa de datos que diariamente provee la masa de usuarios que interactúan. Que en caso de China es de más 900 millones sobre 1500 millones habitantes mientras EEUU solo tiene una población de 340 millones en total.

Pero China a partir de los acuerdos multipolares suma a India, 1500 millones de habitantes más, y Europa con 600 millones habitantes. Más lo que suma en el marco de los acuerdos de OCS (Organización de Cooperación de Shanghái) como tendencia.

La detención en Canadá de la Directora Financiera e hija del fundador de Huawei, acusada de crear una empresa ficticia para sortear el embargo a Irán, actualmente en Vancouver en libertad bajo fianza, está en ese marco. Esta en este marco de guerra por otros medios.

Cuando Trump anuncia su guerra comercial contra China, su objetivo principal es la IA. Aunque tiene también el objetivo de golpear a las transnacionales globales radicadas en Hong Kong y Shanghái, que son responsables del mayor porcentaje del déficit comercial de EEUU, más del 50%. Golpe que tiene el objetivo de que estas regresen a EEUU sus inversiones y, produzcan y comercialicen desde ahí, para volver a hacer a EE.UU. grande Nuevamente.

La historia sigue hacia el futuro y no puede regresar a etapas superadas del pasado. Solo con el presente se puede construir futuro, nunca es regreso al pasado. Es el futuro a construir lo que puede ser disputado porque no hay un solo camino al futuro, muchos futuros son posibles, no todos, no cualquiera ni de cualquier manera, porque se construye con lo que ya hay en el presente.

El pasado nos enseña a como pelear en el presente la batalla para ganar el futuro, un futuro que queremos que sea Nacional Sudamericano-en-lo-Universal Multipolar.