¿La Crisis del Globalismo puede dar paso a una revolución mundo?
20 diciembre, 2021

Multipolarismo y el regreso del Reino Medio

>> CIEPE – Centro de Investigaciones en Política y Economía

Por Walter Formento[1] y Wim Dierckxsens[2]
Publicado el 17/12/2021

Introducción

El fracaso de la política globalista de “agenda climática” o “verde” es un hecho de características significativas, que implica el no avance por el mapa de poder trazado por el Globalismo en 1999-2021 y el no regreso al mapa de poder delineado ya por el Continentalismo estadunidense y su fase posterior Tricontinentalista en 1966-2001.

La puja de poder entre la OTAN y la OCS, que asumen la forma de enfrentamiento entre OTAN vs Rusia en la frontera de Ucrania-Bielorrusia y en la frontera interna Kiev-Donbás en Ucrania marca los límites de la OTAN pos Afganistán 2021 para resolver a su favor los conflictos que plantea y que se le plantean. Para la administración globalista, desde la administración Obama a la de Biden, a través de la OTAN, la crisis en Ucrania es el instrumento para evitar por todos los medios que la UE –Europa- consolide su articulación en el proyecto del Mundo Multipolar. Y, por lo tanto, la recuperación de la unidad estratégica de Europa. Para ello, en primer lugar, el Globalismo a través de la OTAN con base de apoyo en Polonia y Ucrania, busca sabotear con “todos los medios” la puesta en marcha concreta del Gasoducto Nordstream-2, que conectaría de modo directo Rusia-y-Alemania.

La Iniciativa Globalista llamada “Crisis Climática” o “Alternativa Verde” ha entrado en un momento de crisis terminal, porque los actores (e intereses) que las promovían han perdido la iniciativa, se han dispersado sus “fuerzas” e incluso están en desarrollo conflictos internos que adquieren cada vez mayor relevancia. Esto, por otro lado, se manifiesta como un regreso de las naciones del sur global a una agenda industrial y energética con iniciativa propia en el marco del multipolarismo ascendente.

Por ello, las “paradas” de suministro de energías fósiles en Europa, que ya está expuesta a las primeras olas de frio, se transforman en fuerzas que movilizan, bloquean y generan nuevas situaciones y escenarios, donde emergen y se consolidan estos actores ascendentes e incluso incluyendo nuevos.

Por ello, las amenazas de operaciones bélicas desde la OTAN no van más allá de su repliegue desordenado en Afganistán y ponen de manifiesto su pérdida de capacidades de proyectar poder económico técnico-militar, económico de inclusión social y estratégico cultural. Solo quedando aun la 4ta Ola de Covid-19, nuevamente tomando a la UE (Alemania-GB-Francia-Italia-etc.) como centro.

El “fracaso” de la COP26 y la agenda de la llamada “crisis climática” de la ONU

Fue hace 12 años cuando las llamadas naciones en desarrollo se negaron a limitar su crecimiento económico. Luego, hace 7 años en París 2015, cuando nuevamente las naciones en desarrollo –o periféricas a los países centrales– recibieron carta blanca para seguir aumentando las emisiones. Y cuando llegó el momento de la crisis en 2021, las naciones en desarrollo –ahora participando de la Nueva Ruta de la Seda multipolar-, encabezadas por India, China, Sudáfrica e Irán, sabían claramente que no podían hacer funcionar sus economías sin carbón y otros combustibles fósiles, y mucho menos desarrollar cultivos y aliviar la pobreza. Por ello, el “Acuerdo” perdió respaldo o fuerza.

Entonces, los organizadores de la ONU aceptaron los hechos concretos y también cambiar la palabra “eliminación” por “fase descendente” lo cual termino de destruir el Acuerdo. Entonces, ahora, podrán seguir quemando todo el carbón que requieran, durante el tiempo que quieran. Entonces, lo que la COP26 realmente ha acordado se reduce a reunirse nuevamente el próximo año 2022. De hecho, se reconoció que las emisiones seguirían aumentando hasta 2030. Incluso, el llamado “Tercer Mundo” exige cada vez más. Las “naciones en desarrollo” plantean que se incremente el financiamiento para la adaptación al cambio climático, no quieren dinero para paneles solares. Prefieren tenerlo para desarrollar “capacidades” para enfrentar lo que el “cambio climático” de las transnacionales globales “produce” social y ecológicamente.

En la reunión en Glasgow-Escocia del COP26, hemos visto el principio del fin de la agenda climática de la ONU. El final del camino o de una estrategia discursiva del Globalismo que legitimó, desde fines de 1990, la deslocalización industrial desde los países centrales a los periféricos del tercer mundo, como modo de manifestarse el despliegue del Globalismo Unipolar Transnacional. Redefiniendo las realidades e incluso el modo cómo lo denominamos, su conceptualización: de País Central o Desarrollado a Norte Global y de País Periférico o Subdesarrollado a Sur Global. Pero en 2021, 30 años después, en un marco general internacional donde la Iniciativa Estratégica ya pasó y está en “manos” de las Naciones que promueven el despliegue de la estrategia Multipolar Plurinacional.

Esto nos muestra que los llamados “países en desarrollo” de todo el mundo se ponen de pie y se niegan a reducir el consumo de combustibles fósiles, porque saben que no tienen otra alternativa hoy, si su objetivo es desarrollar sus economías, naciones y dar a sus pueblos inclusión social y política, una mayor capacidad de consumo de bienes y servicios económicos y culturales, y una vida mejor. Pero también es claro que los actores trasnacionales-financieros-globales ya no pueden imponer sus condiciones para producir de modo global, según el orden disperso local-nacional que ellos “necesitan”, según un criterio de maximización de tasa de ganancia transnacional global.

Los precios del gas en la UE, el NS2 y el cierre del oleoducto de Bielorrusia

Los precios europeos del gas natural continúan subiendo después que se “observaron” retrasos en el gasoducto Nord Stream 2 a fines de noviembre y, además, ahora un importante gasoducto de crudo de Rusia a Europa ha “detenido temporalmente” los flujos, debido a “reparaciones no programadas”. 

El gigante de las exportaciones Transneft escribió: “Se iniciaron reparaciones no programadas en uno de los ramales del oleoducto Druzhba, limitando el flujo en dirección a Polonia durante aproximadamente tres días”. El operador de la sección bielorrusa, dijo que el mantenimiento comenzó el 16 de noviembre. Habiendo restringido el bombeo [de crudo] hacia Adamowa Zastawa [en Polonia] provisionalmente durante tres días, pero el plan para el mes no se revisa”, dijo Transneft. 

Druzhba es una de las redes de oleoductos más grandes del mundo. Su red se divide en dos y bombea el crudo a una sección norte, Polonia y Alemania, y una parte a la sección sur, Ucrania a Eslovaquia, la República Checa y Hungría.

Las reparaciones no programadas, se producen días después de que el líder bielorruso Alexander Lukashenko amenazara con cortar el suministro de gas de tránsito de Rusia a Europa debido a una “crisis migratoria” en la frontera entre Bielorrusia y Polonia. Esto se agrega al ahora retrasado proceso de aprobación para el gasoducto Nord Stream 2.

El regulador de energía de Alemania, anunció el martes que suspendió el proceso de certificación para el nuevo gasoducto que conecta Alemania y Rusia, luego de dictaminar que el operador que ésta dentro de Alemania no cumple con las condiciones establecidas por las leyes en Alemania.

La empresa “Nord Stream 2 AG”, que tiene su sede en Zug (Suiza), ha decidido no transformar su forma legal existente. Solo fundar una subsidiaria bajo la ley alemana únicamente para gobernar la parte alemana del oleoducto. Entonces, el índice de referencia europeo para el Gas, ha subido al menos un 33% esta semana. 

El cierre por mantenimiento de Druzhba y el retraso del proceso de certificación de Nord Stream 2 llegan en el peor momento posible. La UE se enfrenta a una crisis energética masiva. Mientras, los niveles de almacenamiento de gas natural en Europa son los más bajos desde 2013. Y estos retrasos “inesperados” en los flujos de gas natural y crudo de Rusia a Europa se dan antes de la primera ráfaga fría de la temporada invernal, ya que la inflación energética y las interrupciones de la cadena de suministro, debido a la crisis energética y la pandemia, podrían combinarse de un modo “complejo” en un “invierno de descontentos”, alimentando inestabilidades socioeconómicas en Europa. 

Estados Unidos, Biden y la “Caída de las reservas SPR[3]

La administración de Biden estaría absolutamente “preocupada” por detener la subida de los precios minoristas de la gasolina en EEUU. Incluso habría hecho una “movida” donde solicito al presidente Xi que liberara parte de la Reserva Estratégica de Petróleo de China, pero JPMorgan-Texas ha confirmado que era “muy poco probable” que esto sucediera. De hecho, China accedió pero aún siguió la tendencia al alza del petróleo.

Resulta que el SPR estadounidense ha experimentado reducciones durante 10 semanas consecutivas, durante las cuales se han retirado más de 15 millones de barriles de crudo.

Como podemos observar la tendencia descendente en el uso y perdida de SPR -reservas estratégicas- viene desde marzo-septiembre de 2020, cuando una serie de crisis internas de poder en EEUU sucedieron, por ejemplo, la puja de poder y enfrentamiento entre dos fracciones financieras en el mercado de TICS, que impacto sobre el conjunto de las empresas que cotizan[4].

Con 606 millones de barriles, la SPR está en su nivel más bajo desde 2003, y parece que habrá más caídas. Como señala Bloomberg, la retirada de 3,25 millones de barriles del SPR es la mayor en más de una década. Aunque la tendencia a la perdida de Reservas Estratégicas de Petróleo comenzó en 2011, en la pos crisis financiera global de 2008-2009 y no ha sido revertida aún.

Desde la liberación coordinada de las reservas de emergencia –SPR- en marzo-septiembre de 2011 y el llamado “levantamiento libio o de Gaddafi” con el “concurrente asesinato de Muammar Gaddafi” en octubre de 2011 por la OTAN, no se habían “gastado” tanto de las cavernas de almacenamiento en una sola semana. Además, también está claro que el “uso” de SPR –Strategic Petroleum Reserve-, del que tanto se habla, se está produciendo sigilosamente.

Pero hay algo más, a pesar de liberar reservas estratégicas de petróleo durante 10 semanas seguidas, los precios de la gasolina en el surtidor en EEUU han aumentado más del 7%. Por lo tanto, el uso de reservas estratégicas no está destinado al mercado interno norteamericano. ¿Tal vez están siendo destinadas a consumos presentes y futuros de la OTAN? Como en el 2011. Incluso es importante tomar nota que, EEUU y Biden han decidido dejar de confrontar con las empresas de combustibles fósiles.

Pero, aunque el aumento de voces y diálogos sean crecientes, lo concreto es que el precio del petróleo internacional viene subiendo desde noviembre de 2020 de modo acelerado y sin interrupciones, aunque a partir de octubre-noviembre de 2021 se ha acelerado del mismo modo que lo hizo este febrero-marzo de 2021.

Putin y Biden, reunión marco y juego de sombras

Estaba confirmado que Vladimir Putin y Joe Biden tendrían lo que se anuncia como una conversación «larga» (mediante video). Teniendo en cuenta las “tensiones extremas” que están teniendo lugar entre Estados Unidos, la OTAN, la UE y Rusia-OCS, este evento es nuevamente definido como un momento decisivo.

Veamos qué han estado haciendo las dos partes: EEUU ha aumentado las “tensiones” lo más alto posible, tanto con una avalancha de declaraciones belicosas como mediante la participación en ejercicios de «acoso menor» cerca de la frontera rusa. La principal (y única) ventaja de esta estrategia previa a las negociaciones es que cuesta muy poco dinero y tiene un efecto de relaciones públicas, hacia adentro, importante. Las dos principales desventajas de esta estrategia previa a las negociaciones son 1) tienden a arrinconar, limitar los márgenes, a Biden, de modo que cualquier tipo concesión, por razonable que sea, puede ser presentada como una “rendición ante el malévolo Putin” lo que lo debilitaría principalmente hacia adentro de Estados Unidos con los Republicanos comandados por Texas-Florida; y 2) en la Rusia-OCS saben que todo este ruido de sables es solo “humo” y, bien leído, un signo de debilidad. Por lo tanto, es solo una jugada para adentro del Unipolarismo Financiero en EEUU principalmente, pero también para intentar reducir los márgenes de acción en la UE continental de Alemania-Francia-Italia-España-etc., y de Escocia en el RU.

Rusia ha hecho protestas verbales comparativamente «más fuertes» y ha mencionado «líneas rojas» que el Imperio Global (en la OTAN) ha ignorado por completo. Rusia, también, han realizado movimientos militares reales que han preocupado a la OTAN, incluido el repentino lanzamiento hacia el Pacífico de todos los submarinos estratégicos de la Flota Rusa de ese océano.

El problema podría llegar a plantearse de este modo: «Biden» ha “permitido” que los continentalistas ruso-fóbicos coloquen a la Administración Biden en el mismo rincón, donde esos mismos locos de Texas-Florida “atraparon” a Trump: un lugar donde no hay márgenes para negociaciones significativas. El problema principal es que en el mundo real (a diferencia del Hollywood y del de las TICs-IA), es Rusia-OCS la que está en una posición de fortaleza, mientras que Estados Unidos-OTAN están en una posición de vulnerabilidad significativa, tal como lo muestra la salida de la OTAN de Afganistán y el modo en cómo se constituyó la AUKUS.

En otras palabras, es extremadamente improbable que Rusia-OCS hagan concesiones importantes en algo, aunque solo sea para ganar tiempo. Rusia-OCS no quiere ni necesita una guerra en ningún lado, por lo que probablemente esté dispuesta a hacer concesiones relativamente menores, pero solo políticas. En términos militares, Rusia-OCS están ahora «prestos» y no se retirarán a menos que el llamado Imperio-Global-OTAN otorgue concesiones legalmente vinculantes y verificables para garantizar la seguridad de Rusia en su frontera occidental.

La cuarta ola de Covid-19: ¿Hay condiciones para una rebelión?

En los últimos días de noviembre, la prensa corporativa y los gobiernos mundiales han producido una increíble cantidad de ruido sobre una nueva variante de COVID, la variante “Omicrón”, que se habría detectado en Sudáfrica y Botswana. El pánico actual de la nueva cepa llega después de las “revueltas populares” en Europa contra las amenazas de nuevos cierres de la economía y la imposición “autoritaria” de la vacunación, cuando los casos de COVID-19 estaban aumentando en Europa. Señalan que la 4ta-Ola podría ser más grande que todas las anteriores y, por lo pronto, aún más entre los ya vacunados que los no vacunados. Se observa una “obsesión” para vacunar a toda la población sin excepción. El acento, por el momento, cae más sobre la vacunación obligatoria que sobre el confinamiento. Particularmente porque la 3ra dosis de vacunación podría significativamente limitar el poder de “daño” de la 4ta-Ola u Omicron.

Los vacunados, sin embargo, pueden contribuir justamente al desarrollo de variantes del virus y pueden acelerar la propagación del COVID, afirma el Dr. Günter Kampf, profesor asociado de higiene y medicina ambiental en la Universidad de Medicina Greifswald, Instituto de Higiene y Medicina Ambiental en Alemania. Como se demuestra en la revista del establishment The Lancet. El Dr. Kampf constituye una excepcional voz disidente en el establishment sobre las vacunas COVID-19. La nueva variante de Covid-19, “Omicrón”, se observó primero en Sudáfrica, único país africano con niveles altos de vacunación. El Dr. Kampf afirma asimismo que la inmunidad generada por una infección por COVID es más duradera que la inmunidad obtenida por vacunación, ya que la misma pierde rápidamente efectividad.

Según datos del Johns Hopkins, las vacunas tampoco constituyen ningún “salvavidas” contra Covid-19yaqueel número total acumulado de muertes relacionadas con la enfermedad Covid-19 en el año 2021 y reportadas al 22 de noviembre en EEUU (con más de un mes por delante), superó la cifra de 386500 casos, cifra por encima de las 385300 muertes observadas en el año 2020. Esto ha sucedido a pesar del hecho que en el año 2020 no se vacunó a ningún estadounidense, contra el 59% de todos los estadounidenses vacunados en 2021. Entonces, nos preguntamos: ¿por qué las personas no pueden tener derecho a elegir si dejar vacunarse o no dejar que una vacuna “entre” en su cuerpo? La único que sabemos fehacientemente es que la élite globalista necesita y está decidida a imponer su “Económic Reset”: imponer un orden de poder consistente con sus intereses financieros unipolares globalistas. Este Economic-Reset ya no solo está planteado en relación a los Continentalismos Unipolares norteamericano, del RU, de la UE, etc., sino también y principalmente al Multipolarismo Pluriversal Plurinacional de los Pueblos. Para ello quiere y necesita fomentar la obediencia masiva a fin de poder imponer el New Reset Global.

Las vacunas Pfizer y AstraZeneca no se habrían aprobado, si los gobiernos hubieran exigido seis meses entre una y otra dosis en lugar de dos, debido a la severa disminución de la eficacia de la vacuna conforme pasan los meses. Lo anterior concluye el epidemiólogo Dr. Paul Elias Alexander, quien fue asesor consultor de evidencia de la pandemia de COVID de la OMS y la OPS en Washington, DC (2020) y ex asesor principal de la política de la pandemia de COVID en salud y servicios humanos (HHS) en Washington, DC, quienpublicó un artículo para el Brownstone Institute con una lista de 130 estudios de investigación sobre la inmunidad natural a COVID. El doctor señala que: “Los funcionarios de salud pública y el establishment médico están engañando al público con afirmaciones de que las inyecciones de COVID-19 brindan mayor protección que la inmunidad natural.A diferencia de la protección a corto plazo que ofrecen las vacunas, la protección obtenida por la infección ha demostrado ser duradera y amplia. Lo lógico sería tener un debate sobre qué hacer entonces.

Observamos, sin embargo, que hay una obsesión a nivel internacional para tener vacunados el 100% de la población a toda costa y aplicar una tercera o cuarta vacuna. Para el mes de diciembre de 2021 podemos esperar la implementación de medidas más autoritarias: más gente vacunada y quienes se resistan podrán estar expuestas a penas cada vez más duras particularmente en EEUU. Los no vacunados serán considerados parias de la sociedad. Las vacunas contra el COVID-19 figuran como el boleto para acceder a los “privilegios” de la vida comunitaria. 

¿Cuál es la razón? Condicionan a la población a la idea de que el ser parte de la sociedad no es un derecho, sino depende de la medida en que uno esté dispuesto a cumplir con los dictados del gobierno, no importa cuáles sean. Estos mandatos de COVID-19 a la vez han creado y podrán crear un nuevo escenario de grandes protestas a nivel internacional, amenazando con otro fracaso para las fuerzas globalistas de poder imponer su Economic Reset. La lucha gira especialmente en torno a la autonomía corporal y la soberanía individual ante el asalto masivo, coercitivo y autoritario y al derecho a la soberanía individual sobre la propia vida.

Hemos de entender que después de la derrota en el COP26-Escocia, los actores globalistas se encuentran en una situación “desesperada” para imponer su Economic Reset[5] de cualquier “modo”. Las transnacionales de la comunicación global y los “gobiernos globalistas” han producido una increíble cantidad de ruido sobre la nueva variante de COVID, la “Omicron”. Al igual que con los episodios de histeria-19 en el pasado, la misma fue fomentada por las fuerzas globalistas.

La nueva variante de “histeria” se originó en el Imperial College del Reino Unido. El Imperial College ha sido la fuente de innumerables versiones de la propaganda de una “nueva cepa” de Covid-19 a fin de llevar el “miedo” por terrorismo comunicacional virtual[6] a nivel mundial. No hay motivo estadístico de alarma sobre esta nueva cepa ya que es una más de las miles y miles de mutaciones en el coronavirus.

Pero, a partir de la alarma, sí observamos en los últimos días de noviembre y los primeros de diciembre de 2021 un reforzado acuerdo entre el Estado tecno-corporativo global y el gobierno de los Estados Unidos sobre los “mandatos” de las vacunas. Es simplemente la manifestación desesperada de las fuerzas fascistas-globalistas para “derrocar” la república constitucional y anular los derechos individuales. La tarea, sin embargo, no es fácil y podría ser causa no solo de rebeliones callejeras en relación con o producto de choques entre las fracciones oligárquicas de capital que componen a la fracción financiera Globalista-OTAN, Nueva York-San Francisco, y a la fracción financiera Continentalista-SouthCom, Texas-Florida.

Una encuesta realizada en EEUU por la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos estimó que el 28% de los estadounidenses empleados no están dispuestos a recibir una vacuna anti-COVID, incluso si eso significara perder sus trabajos. Aunque OSHA (la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional) exige a los empresarios con más de 100 trabajadores que vacunen a sus empleados. Aquellos que se nieguen a vacunarse, pero conserven sus trabajos, tendrán que dar negativo en la prueba de COVID semanalmente. Las empresas que no exijan que sus empleados se vacunen enfrentan multas de hasta $ 13,653 por tal violación  y 10 veces dicha cifra por violaciones intencionales o repetidas.

La administración globalista de Biden está recibiendo mucha resistencia. La Corte de Apelaciones del 5to Circuito de los Estados Unidos en Nueva Orleans avaló la decisión de una instancia inferior, de poner en suspenso la orden considerada inconstitucional de Joe Biden para que las empresas con 100trabajadores o más exijan vacunas contra el COVID-19. El tribunal argumentó que el mandato de la vacuna “plantea serias preocupaciones constitucionales” y excede la autoridad del gobierno federal”. El fallo provocó desafíos legales en al menos 27 estados, así como de grupos empresariales y religiosos que argumentan que el mandato es inconstitucional. Hasta ahora, alrededor de 24 estados federales han presentado demandas contra los mandatos de vacunación de Biden. 

También a nivel de ciudades se observa la resistencia. En EEUU ya hay una ciudad en estado de rebelión: La ciudad de Oroville, California, se ha declarado a sí misma una “República Constitucional”, independiente de las órdenes ejecutivas emitidas por el gobierno federal y en protesta por las vacunas obligatorias, los confinamientos y los mandatos de máscaras impuestos por la administración Biden. El vicealcalde Thompson explicó: “Creo que, en todos lados, pero especialmente en California, el tejido mismo de nuestra nación se encuentra en una encrucijada de cuánta autoridad dejaremos que obtenga el gobierno central. No creo que nadie gane cuando el gobierno central tiene mayor autoridad”, enfatizó Thompson, y agregó que “cada vez que se pierde la libertad, generalmente se necesita un derramamiento de sangre para recuperarla”. También a nivel de grandes fabricantes de automóviles observamos resistencia. Las tres grandes empresas continentalistas anti-globalistas de EEUU: Ford, General Motors y Stellantis, han acordado no exigir vacunas para los miembros del sindicato UAW.

En este punto podría surgir la pregunta: ¿cómo reaccionaría el ejército ante eventuales rebeliones sociales? También aquí nos encontramos con hechos concretos, que sorprenden. La Guardia Nacional de Oklahoma “rescindió” el requisito del Pentágono de que los miembros del servicio reciban la vacuna COVID-19. El Pentágono no puede tomar medidas al respecto porque no es su jurisdicción, las tropas de la Guardia Nacional responden ante sus gobernadores.

Es cierto también, que la gran mayoría de los fondos de la Guardia Nacional provienen del gobierno federal, que amenaza en cortarlos. Sin embargo, la única forma en que Oklahoma “perdería” cualquier financiamiento federal sería por no cumplir con el Artículo 32, es decir, al ignorar el orden legal de la autoridad civil elegida, en este caso, el propio gobernador de Oklahoma quién está del lado de los “revoltosos”. Pero, en ese caso, el gobierno de Biden, donde dominan los Globalistas (Blackrock-Soros-Yellen-etc.), aparentemente no contaría con el ejército de los Estados Republicanos (la mayoría en números) para poder enfrentar la rebelión.

Los Estados y Ciudades con población mayoritariamente republicana siguen luchando en todos los niveles contra los mandatos “autoritarios” de los intereses globalistas en el gobierno de Biden. Estos serían los modos y características que va asumiendo la puja de poder entre los intereses y oligarquías financieras Globalistas-vs-Continentalistas en Estados Unidos. Dando forma, modo y contenido a la guerra civil larvada que se viene desarrollando desde que el Gobierno Clinton-Globalista derogo la ley Glass Steagall en 1999, liberando todo el poder de las grandes Bancas Financieras de Inversión para que controlaran y subordinaran a la Banca Comercial. Y a partir de esto a las industrias. Claro que inmediatamente los Continentalistas de Texas-Florida respondieron con los golpes en las llamadas: “Caída de las Torres Gemelas” en 2001 y “Caída del Lehman Bothers-Citigroup” en 2007-08[7].

Y, el 9 de diciembre de 2021, un número creciente de diputados y senadores demócratas en la Cámara y el Senado se están uniendo a los republicanos para confrontar rechazando las demandas de los globalistas en el gobierno de Biden, de imponer que las vacunas sean obligatorias. Los oponentes de este mandato globalista argumentan que es inconstitucional. En este contexto, los tribunales que están tomando medidas para bloquear el mandato de “Biden”, no encontrarían mayor oposición en eventuales apelaciones ante la Corte Suprema.

Mientras en Europa, el primer ministro británico, Boris Johnson, también en línea con los intereses pro-globalistas, contempla imponer su ronda de restricciones. Mientras, otros líderes europeos solo advierten que no se excedan al imponer otra ronda de bloqueos o estrictos mandatos de vacunas. El director regional de la OMS, Hans Kluge, afirma que se debe considerar el efecto que los mandatos tienen sobre la “confianza pública y pide que las naciones europeas eviten hacer que las vacunas sean obligatorias. En el Reino Unido, un importante programa de televisión eliminó una encuesta vía Twitter (globalista) luego que mostrara que el 89% se oponen a las vacunas obligatorias, en una muestra de 42 mil encuestados.

La credibilidad de los políticos ligados a las fuerzas globalistas que perseveran para imponer el Economic Reset a través de mandatos verticales, que esperaban poder implementar a partir del terror, el aislamiento y el ensimismamiento que causa el Covid-19, se pierde y no solo en Estados Unidos. Entonces, ¿qué otra medida les queda a los intereses globalistas para poder imponer su Economic Reset, cuando no pueden avanzar resolviendo la barrera que les imponen los Continentalismos y Localismo oligárquicos en cada nación: EEUU, Gran Bretaña, etc.

¿Estarán preparando hacer que estalle una gran crisis bursátil, que las fuerzas globalistas han pospuesto hasta la fecha? Esta nueva crisis financiera global para imponer un escenario de guerra financiera globalista, tendrá márgenes para poder imponerla cuando es escenario internacional muestra a los actores multipolares-plurinacionales-pluriversales en la OEEA-OCS con márgenes de maniobra que les permiten hasta ahora neutralizar cualquier escenario de desestabilización global que impulsaran las fuerzas unipolares financieras, ej.: La salida relámpago de la OTAN de Afganistán o La provocación de la OTAN en Kiev contra Rusia, Ucrania y Bielorrusia. Pronto lo vamos a ver, pero una cosa es segura, el proyecto multipolar sigue consolidando sus posiciones y sorteando los escenarios de guerra militar que le plantea la OTAN en diferentes momentos, situaciones y regiones. Aunque la OTAN esté y de muestras de estar en una situación de debilidad técnico militar.

El Regreso del Reino del Medio

Nos encontramos en medio de una transición de carácter civilizatorio, una transición de un mundo Unipolar hacia otro Multipolar. El Proyecto Multipolar, en tanto que iniciativa estratégica del Siglo XXI, no solo es dominante ya en todas las naciones de la masa terrestre continental Eurasiática. También existe una tendencia clara y definida para que las iniciativas de hacer parte a otras naciones como México, Argentina, Brasil, Perú, etc. y regiones como la CELAC, etc., avancen de modo claro. Al igual que para África. Conformando de esto modo un dialogo de civilizaciones pluriversal, plurinacional y multipolar.

Consideramos que la China multipolar en los BRICS, con el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, permite invertir la lógica del valor-capital. La racionalidad económica en China no está autonomizada a partir de valor-capital. El Estado Nacional en China puede invertir la lógica y en estos días de la llamada “Crisis de Evergrande” ya está dando muestras que las inversiones hacia el ámbito improductivo parasitario están siendo frenadas, para evitar su desconexión con la economía real.

Evergrande, que tenía más de 300.000 millones de dólares en pasivos a junio, se convierte en la mayor “víctima” de los esfuerzos del presidente Xi Jinping para tomar medidas enérgicas contra el libre sector inmobiliario y frenar la especulación inmobiliaria. Como señala Bloomberg, “la renuencia de Beijing a rescatar al desarrollador envía una clara señal de que el Partido Comunista no tolerará acumulaciones masivas de deuda que amenacen la estabilidad financiera”. También es una señal de que los multimillonarios que hicieron su fortuna con negocios inviables no serán salvados ni rescatados. Por ello, los tenedores de bonos offshore son los últimos en la fila para el pago y ciertamente tendrán que aceptar recortes, posiblementede un 80%.El mayor perdedor en términos de dólares es el fundador de Evergrande, Hui, quien a partir de la caída en el precio de las acciones de Evergrande ha visto reducir su riqueza en un 73%, según Bloomberg. 

China hace los mayores esfuerzos para limitar las consecuencias en el mercado inmobiliario más amplio y para reducir el contagio más allá del sector, en un país donde los bienes raíces representan aproximadamente una cuarta parte de la producción económica y hasta el 75% de la riqueza de los hogares. La compañía informó el 5 de diciembre que los representantes del gobierno de Guangdong han ocupado la mayoría de los asientos en un nuevo comité de gestión de riesgos. Estamos, en otras palabras, en camino a la estatización de facto de las empresas privadas en problemas, pero sin salvar a los accionistas y menos aún al capital foráneo.

En lugar de invertir dinero en el circuito improductivo, la otra opción que China tiene, al conducir de facto las empresas, es cambiar la racionalidad económica, es decir, impulsar otro modo de producción que sí tenga respuestas para re-vincularse con lo productivo sin destruir la naturaleza, sin afectar negativamente el medio ambiente. Que, en lugar de acortar la vida media de los productos finales e intermedios, pueda decidir prolongar su vida media. Que pueda priorizar los productos (alargar su vida útil y su calidad) según las necesidades de la población, frenando el consumismo en beneficio exclusivo de las corporaciones y como motor del capitalismo, es lo que lleva claramente al llamado “cambio climático” y a la destrucción de la naturaleza y toda la vida animal.

Con el desarrollo existente de la Inteligencia Artificial es posible hoy no solo conocer las necesidades populares, no para manipularlas a favor de las ganancias y los intereses exclusivos de los grandes consorcios, para generar productos y servicios en función de la vida misma de los Pueblos, de la Comunidad-Mundo. En un primer momento tal vez en China, pero con la potencialidad de incluir al mundo multipolar como un todo, donde nadie debería estar excluido y, particularmente, tampoco el Pueblo de Estados Unidos.

La Vía Oriental[8] siempre ha construido comunidad e interés comunitario por sobre el interés individual. La Vía Occidental desde el neolítico tardío ha construido sociedad a partir del interés individual y la individualidad. En la vía occidental, a partir de la individualidad no hay modo de construir sociedad que logre alcanzar el Bien Común (Dierckxsens 2013). Nunca a partir de intereses privados en conflicto: entre amos y esclavos, señores feudales y siervos, ni entre capitalistas y trabajadores asalariados que operan en competencia o en conflicto de intereses particulares, hay modo de alcanzar el Bien Común y menos aún en su crisis final. La realidad actual en Occidente se dirige hacia una centralización de riqueza cuasi infinita, en manos de corporaciones económico-financieras en conflicto entre sí, con la exclusión cada vez más consolidada de grandes y crecientes mayorías de población.

En la historia Oriental (así como en la historia de la América precolombina, de Egipto, etc.), se conserva el concepto de lo comunitario/pueblo frente al desarrollo de intereses particulares o individuales occidentales. Es la historia de una comunidad directiva o meritocratica que dirige las obras colectivas para la sociedad como un todo, es decir en principio para las comunidades de base/pueblo. Este bagaje histórico aún se manifiesta en la China de hoy. La meritocracia tiene márgenes de explotar la comunidad de base/pueblo al apropiarse de una parte determinada (mayor o menor) del excedente para sí. Explotación de y en solidaridad con el pueblo no son excluyentes en la historia oriental. Mientras lo colectivo y re-productivo predomina sobre lo privativo, existe mayor legitimación de la meritocracia y si sucede lo contrario, la meritocracia se revela como clase dominante explotadora y en su extremo obsoleta y estalla la rebelión contra esta clase explotadora.

La caída de una dinastía y consecuente desintegración de la gran comunidad implicó en la historia de China el abandono de las obras re-productivas. Lo cual llevo a que sea sucedida por otra comunidad directiva, a menudo en otro lugar, para volver a integrar comunidades a fin de levantar obras productivas colectivas. Esta es la historia cíclica y milenaria de Oriente en general y de China en particular, donde imperaba por milenios el Modo de Producción Tributario.

La realidad de hoy es que en los trabajos colectivos (incluyendo la Nueva Ruta de la Seda) que impulsa la actual meritocracia (el partido) predominan los productivos, aunque en la China de hoy no se excluye la apropiación privativa, pero se la controla cada vez más con sanciones, como en el caso de Alibaba y Tencent por ejemplo, por sus fusiones monopolistas. No es extraño en este contexto observar un apoyo popular muy grande para su gobierno socialista en la República Popular de China, con rasgos históricos milenarios claros.

¿Ha formulado China “Un Nuevo Manifiesto Comunista”?

Durante los últimos días del Foro sobre el Cambio Climático en Escocia (COP26) con su fracaso estructural, que marcó el comienzo del fin de la “agenda globalista de la crisis climática de la ONU”, también tuvo lugar en Pekín el sexto pleno del Partido Comunista de China. En dicho evento, dirigido por Xi Jinping, se adoptó una resolución histórica, solo la tercera en sus 100 años de historia, que presenta una visión para el futuro. Una visión que supone un Hecho Político internacional o geopolítico importante: China está de regreso. El “renacimiento” de China”, que implica en términos económico-políticos “volver reposicionarla como centro del Mundo”. En el lugar que le “corresponde” según una historia larga que contiene al menos tres mil años de historia: ubicar al país justo en el centro del mundo, del Mundo Multipolar. Es decir, el regreso del Reino Medio. Claro que, al observar en espacio geográfico-político de China + Rusia + India, esta figura del Reino del Medio o del Heartland + el Rimland muestra su potencia para ser, incluir e integrar a todas las naciones. Pero particularmente neutralizar primero a la OTAN-Globalista e incluir luego a todo Estados Unidos, Gran Bretaña y la UE.

Ya durante su primer mandato, Xi logró imprimir un nuevo marco de ideas-fuerza político-culturales. El Partido, en tanto que comunidad superior, debería conducir la economía hacia “la nueva era”, utilizando mecanismos de regulación y supervisión para orientarla hacia el Bien Común de la comunidad de base – Pueblo. Controlando, por ejemplo, la esfera financiera improductiva parasitaria de la “banca en la sombra” o Shadow Banking[9], contener la expansión de la deuda pública, orientar el crédito a la inversión productiva y supervisar la extensión del crédito. Pekín no tardó mucho en intervenir en Evergrande ante los riesgos de la esfera financiera, “sin salvar ni considerar de modo preferencial” que puedan existir bancos “demasiado grandes para dejarlos caer”. Beijing –Pekín- ha intensificado, de este modo, sus esfuerzos para frenar a los desarrolladores inmobiliarios muy endeudados y pretende alejarse de un modelo de crecimiento económico impulsado por la inversión y la deuda. 

El papel del partido, en este caso, cumple las funciones de la comunidad directiva general que fomenta las alianzas público-privadas, pero no a costa del Bien Común, controlando el interés privado para priorizar los objetivos e intereses de la comunidad de base en general. El Partido comprendió perfectamente cómo la economía bajo dirección del Estado creaba riqueza y una tecnología que ya alcanza a ser superior a la del Occidente Globalista, a quién ya no teme enfrentar, enfrenta y supera cada vez en más caos, situaciones y regiones. El siguiente paso sería utilizar dicha riqueza para ponerla al servicio del renacimiento general, en el caso chino, de China. Orientar la producción más al consumo interno en un mundo donde globalismo lo ha sumergido en crisis pandémica y orientar este consumo para “reducir” cada vez más las desigualdades, es decir orientarlo más hacia el Pueblo mismo, a la Comunidad de Base – Pueblo[10].

A nivel internacional, China busca hacer intercambios económicos, políticos y sociales, pero no la guerra. Esa sería la Pax sínica –China- bajo Xi, todo lo contrario, a la Pax estadounidense, que siempre se basó en la variante de la diplomacia de las cañoneras del Pentágono desde 1898 o con la OTAN luego, desde 1950. Todo muestra que Pekín no está interesado en convertirse en un nuevo hegemón o jefe dominante, ni esto tiene sustento en su trayectoria histórica milenaria. De todos modos, en tiempos de escala de poder Pluriversal, Universal, Global, sería un error estratégico concebir a China por fuera o por arriba de una concepción Universalista de los Pueblos. Sería caer en un error, que no es el caso, que la debilitaría y enfrentaría por ej.: a Rusia-India.

De manera concisa, estamos hablando del “socialismo con características chinas”, un sistema económico único y siempre mutante. La historia milenaria de China ha demostrado que es capaz de reducir el grado de explotación y que puede acercarse al Bien Común no solo dentro de China sino potencialmente siendo parte y haciendo parte al mundo entero, para poder estar siendo el Reino del Medio. Como ya lo fue a través de la Antigua o Histórica Ruta de la Seda.

Además, es importante considerar que hoy ya existen condiciones objetivas y subjetivas para que la Humanidad en su conjunto recorra el camino hacia una nueva civilización centrada en el trabajo en beneficio de la Comunidad-Mundo, que logre reducir la apropiación privativa de la riqueza socialmente producida como excedente, para una elite oligárquico-financiera global a costas de la explotación de las mayorías de Pueblos y Naciones. Más y más Naciones y Pueblos en Asia, África, América Latina-y-Caribe e incluso en Europa, se suman y alinean con el Proyecto de un Mundo Multipolar, la Nueva Ruta de la Seda, el nuevo Proyecto-Mundo, mostrando como va ganando terreno un proyecto posible hacia un Mayor Bien Común. En un camino que nunca concluye y siempre tendrá sus desafíos.

Como ya hemos observado, éste no es un sistema preconcebido sino un proyecto que seguirá abierto a las nuevas necesidades, que nacen y emergen con el tiempo desde la comunidad pueblo/humanidad. Es un proyecto que se plantea sin exclusiones de ningún pueblo ni nación y, por ello, pluriversal, pluricultural y plurinacional, pero con dilemas a solucionar siempre.

En verdad consideramos que, acorde con la dialéctica de la historia, se requiere de la unidad de estos dos contrarios: de la línea occidental y de la vía oriental de la historia. Esto será posible de lograrse partiendo de la Vía oriental multipolar (África-Asia-América precolombina) y no siguiendo la línea occidental (globalista), la cual sufre su crisis civilizatoria y está desembocando en autoritarismos de carácter fascista. Para lograr la síntesis, al Proyecto Multipolar le faltaría fomentar un mayor bienestar y libertad personal a nivel de los Pueblos en la vía oriental. La lucha por un mundo multipolar-plurinacional-pluriversal constituye el camino plausible para lograr dicha transición.

Hoy el proyecto multipolar está comenzando a ser compartido concretamente por la mayoría de los pueblos y naciones del mundo y no excluye a ninguno, incluso al pueblo estadounidense y al británico.

En el Foro globalista sobre el Cambio Climático (COP26), la derrota del proyecto globalista fue contundente, solo 46 de un total de 191 países se comprometieron con su resolución final (eliminar gradualmente el uso de carbón) según Alok Sharma, quien presidía la conferencia. Una enorme mayoría de países votó por la propuesta de los líderes del proyecto Multipolar (China, India, etc.) lo cual demostró una capacidad de convocatoria revolucionaria: ¡Pueblos de todas las naciones uníos!

Bibliografía:

Crooke Alastair, Great transition must be imposed, now or never, https://theparadise.ng , 4 de diciembre de 2021.

Dierckxsens Wim y Formento, Walter, Por una nueva civilización: El proyecto multipolar, Ediciones Acerándonos, Buenos Aires 2021

Dierckxsens Wim, Formento Walter, La perestroika en Estados Unidos. Réquiem para la civilización occidental, Ediciones Acercándonos, Buenos Aires, 2021

Dierckxsens Wim, Formento Walter, “Cambio” climático globalista o diálogo de civilizaciones, ALAI, Ecuador noviembre de 2021

Dierckxsens Wim y Formento Walter, El multipolarismo, paradigma geopolítico hecho realidad. www.alainet.org, octubre de 2021

Dierckxsens Wim y Formento Walter, Perestroika: De la caída Soviética a la de Washington – 1989-2020, ALAI, Quito Ecuador, octubre de 2019.

Dierckxsens Wim y Formento Walter, Del Choque al Dialogo: De la Globalización a la Perestroika en Estados Unidos, ALAI Ecuador, junio de 2020.

Dierckxsens Wim, La Transición hacia una nueva civilización, Casa Editorial ABRIL, La Habana, 2013.

Formento, Walter y Merino, Gabriel. Crisis financiera global, La lucha por la configuración del orden mundial, ISBN: 978-950-754-329-6, Ediciones Continente. CIEPE. Argentina – Buenos Aires, 2011.

Durden Tyler, Los precios del gas en la UE se disparan por los retrasos de NS2 y el cierre repentino del oleoducto de Bielorrusia (titulo original en inglés), zerohedge 16 de noviembre de 2021.

Durden Tyler, Escobar: el espectáculo de payasos de la OTAN, zerohedge 3 de diciembre de 2021.

Durden Tyler, Evergrande’s Surprisingly Quiet Collapse, zerohedge 7 de diciembre de 2021.

Escobar Pepe, El nuevo manifiesto comunista de Xi, zeroghedge, 16 de noviembre de 2021.

Homewood Paul , COP26 Ends In Humiliating Failure – Not a Lot of People Know, https://notalotofpeopleknowthat.wordpress.com, 14 de noviembre de 2021

Kampf Guenter, The Lancet Publishes Rare Dissenting Voice on COVID-19, www.transcend.org, 29 de noviembre de 2021.

Marey Philip, Nordstreaming, Rabobank, 9 de diciembre de 2021

Whitehead John W. y Whitehead Nisha, Big brother in disguise total control, Rutherford Institute, https://thevoice.us/metaverse, 18 de noviembre de 2021


[1] Licenciado en Sociología. Director del Centro de Investigaciones en Política y Economía (CIEPE), Centro miembro de la Red CLACSO. Director del Área de Estudios Geopolíticos de la Crisis Financiera Global (CIEPE). Coordinador del Grupo de Trabajo “Geopolítica de la Globalización” (CLACSO). Profesor del Seminario “Hegemonía, comunicación y geopolítica” en la Universidad Nacional de La Plata y en la Universidad Plurinacional de la Patria Grande (UPPAG). Miembro del Observatorio Internacional de la Crisis. Doctorando en Comunicación en la UNLP. Co-autor y coordinador del libro “La Crisis Mundial” (Fabro, 2018).

[2] Doctor en Ciencias Sociales de la Universidad de Nimega, Holanda. Tiene postgrado en demografía por La Sorbonne. Investigador del Instituto de Estudios para el Desarrollo, Universidad Tilburg, Holanda. Director del Postgrado en Economía de la UNAH en Honduras y fundador de la Maestría en Política Económica, UNA, Costa Rica. Cofundador de la Sociedad Latinoamericana de Economía Política (SEPLA). Es cofundador de Global University for Sustainability. Presidente de la Junta Directiva del DEI, Costa Rica. Miembro del Foro Mundial de Alternativas. Coordinador del Observatorio Internacional de la Crisis.

[3] Strategic Petroleum Reserve: Reservas Estratégicas de Petróleo.

[4] ¿Revolución de Colores en Estados Unidos?, Wim Dierckxsens, Walter Formento, 21/07/2020, https://www.alainet.org/es/articulo/208002

[5] ¿Hacia una Nueva Civilización Multipolar?,  Wim Dierckxsens, Walter Formento, 02/03/2021, https://www.alainet.org/es/articulo/211181

[6] Nueva guerra fría y muro tecnológico, inteligencia artificial, big data. Las tecnologías 5G, con híper-velocidad e interconectividad de dispositivos y datos en tiempo real, cobran una importancia medular como el terreno alternativo a lo militar, para poder disputar poder e imponerse. Wim Dierckxsens, Walter Formento, 31/07/2020, https://www.alainet.org/es/articulo/208207

[7] Crisis financiera global, La lucha por la configuración del orden mundial, Walter Formento. Gabriel Merino.  ISBN: 978-950-754-329-6Ediciones Continente. CIEPE. Argentina – Buenos Aires, Agosto de 2011, https://www.clacso.org.ar/libreria-latinoamericana-cm/libro_detalle.php?id_ libro=1685&pageNum_%20rs_libros=0&totalRows_rs_libros=1428&orden=novedad

[8] Dierckxsens Wim, La Transición hacia una nueva civilización, Casa Editora Abril, La Habana 2013

[9] La banca en la sombra o sistema bancario en la sombra (en inglés, shadow banking system) es el conjunto de entidades financieras, infraestructura y prácticas que sustentan operaciones financieras que ocurren fuera del alcance de las entidades de regulación nacionales. Incluye entidades como hedge funds, fondos del mercado de capitales y vehículos de inversión estructurados (SIV por sus siglas en inglés). El término fue por primera vez introducido en 2007.

[10] Para mayor desarrollo Libro: “Por una nueva Civilización: El Proyecto Multipolar”; Autores: Wim Dierckxsens – Walter Formento; Acercándonos Ediciones, 2021.

¿Desea leer el artículo completo?

Walter Formento es Licenciado en Sociología. Director del Centro de Investigaciones en Política y Economía (CIEPE), Centro miembro de la Red CLACSO. Director del Área de Estudios Geopolíticos de la Crisis Financiera Global (CIEPE). Coordinador del Grupo de Trabajo “Geopolítica de la Globalización” (CLACSO). Profesor del Seminario “Hegemonía, comunicación y geopolítica” en la Universidad Nacional de La Plata y en la Universidad Plurinacional de la Patria Grande (UPPAG). Miembro del Observatorio Internacional de la Crisis. Doctorando en Comunicación en la UNLP. Co-autor y coordinador del libro “La Crisis Mundial” (Fabro, 2018). __________________________________________________________________________________________________________________________________________ Wim Dierckxsens es Doctor en Ciencias Sociales de la Universidad de Nimega, Holanda. Tiene postgrado en demografía por La Sorbonne. Investigador del Instituto de Estudios para el Desarrollo, Universidad Tilburg, Holanda. Director del Postgrado en Economía de la UNAH en Honduras y fundador de la Maestría en Política Económica, UNA, Costa Rica. Cofundador de la Sociedad Latinoamericana de Economía Política (SEPLA). Es cofundador de Global University for Sustainability. Presidente de la Junta Directiva del DEI, Costa Rica. Miembro del Foro Mundial de Alternativas. Coordinador del Observatorio Internacional de la Crisis.

Últimos artículos